Pasos a seguir para comprar una casa de segunda mano

Pasos a seguir para comprar una casa de segunda mano

Con el mercado de vivienda nueva todavía paralizado y el precio de las casas en los precios más bajos de los últimos años parece un buen momento para hacerse con un piso de segundo mano. ¿Has pensado en esa opción? Entonces, descubre los pasos para comprar una casa de segunda mano. También compartiremos algunos consejos que debes tener en cuenta antes de formalizar la compra.

Pasos para comprar una casa de segunda mano

1º Evitar engaños

Por norma general, los pisos que se venden a través de agencias inmobiliarias ofrecen más garantías a los compradores. Desconfía de los chollos ya que a menudo esconden algún inconveniente importante (piso en malas condiciones, etc).

2º Inspeccionar la vivienda a fondo

Al visitar un piso de segunda mano con intención de comprarlo hay que ser especialmente observador. No todos los posibles fallos pueden verse a simple vista.  Debes comprobar que los grifos funcionan bien, que la luz y la instalación del gas (en caso de haber) están en buenas condiciones.

3º Habla con los vecinos

¿El precio de la vivienda es un poco barato y está en buen estado? Quizás el vendedor solo tenía prisa por deshacerse de él porque necesita el dinero para mudarse a otro sitio. Pero también podría ser que el piso, aunque en buenas condiciones, no sea un buen lugar para vivir. Quizás haya algún vecino especialmente ruidoso, o la vivienda esté en una zona de fiesta y sea imposible descansar los fines de semana. Si hay algo de eso, el vendedor no estará muy interesado en que lo sepas. Lo mejor es que aproveches la visita para hacer algunas preguntas por el vecindario (sin que el propietario esté delante).

4º Ve al registro de propiedad, al Ayuntamiento y a la Comunidad Autonomo

Si ya has encontrado la casa de segunda mano de tus sueños, antes de formalizar la compra debes ir al Registro de la Propiedad para conocer las posibles cargas que tenga el inmueble. Hay también se comprobará si el vendedor dice la verdad sobre cosas como el número de metros cuadrados de la vivienda.

En el ayuntamiento verifica que el piso está al corriente del pago del IBI. En la comunidad autónoma, por su parte, deberás informarte de los impuestos que hay que pagar por la compra del piso.

Tras estos pasos podrás formalizar tranquilamente la compra y disfrutar de tu nueva casa.